El origen de nuestra pasión

Mi nombre es David Morales, nací en 1980 en Córdoba, toda mi infancia y juventud la he pasado rodeado de perros, siempre velando por mi seguridad, compañía y bienestar, me crié en una casa grande con jardín, donde siempre teníamos ejemplares adoptados, desde cachorros de mastín, pastor alemán, pastor belga, bobtail, etc.. los cuales eran los protectores de la casa, pero conforme iban pasando generaciones cada vez que se introducía un nuevo miembro canino a nuestro hogar, iban formando cada vez más parte integra de nuestra familia.

1/1

Mi útlimo recuerdo antes de independizarme y marchar a Inglaterra para desarrollar mis estudios en 2002 fue el sentir que iba a echar muchísimo de menos a mi perrita Bobtail llamada Nana (adoptada con 6 meses y con displasia) con la cual por primera vez entre en contacto con el mundo de la estética canina de forma amateur, teniendo que aprender sobre el cuidado y mantenimiento del manto del Bobtail.

Pasaron 5 años donde tras acabar mis estudios y por motivos de trabajo, tuve que trasladar mi residencia a Alicante, Budapest, Lucena (Córdoba), donde tras trabajar en diversos puestos directivos, mi vida tuvo un punto de inflexión donde a mediados de 2007 tomé la decisión de hacerme autónomo y comenzar a desarrollar todas las ideas y proyectos que tenía en mente ya que siempre he sido muy emprendedor y autodidacta y quería aportar muchas cosas. Coincidiendo con la decisión de hacerme autónomo y deseándolo desde hacía muchísimo tiempo, fue en Junio de 2007 cuando me hice con mi primer perro, un ejemplar de Bobtail, por el que pagué encantado 600€, puesto que quería evitar con la mayor garantía posible problemas genéticos de la raza como la displasía de cadera que tuvo Nana el anterior Bobtatil que tuvimos en la familia. El motivo por el que decidí que mi primer perro fuera un Bobtail fue porque acabé enamorado de la nobleza y cariño de la raza con Nana, a parte de su belleza y manto espectacular, del cual ya tenía conocimiento sobre su laborioso mantenimiento y cuidado así como de sus necesidades de actividad. Y así llegó a mi vida Süsü, actualmente a mi lado y con 10 años de actividad y vitalidad. 

Un año y medio después, entorno a finales de 2008, rondaba mucho por mi mente una raza desconocida por mí, pero que captaba mi atención e interés, El Perro de Agua Español - Turco Andaluz.

Llevaba tiempo deseando entrar en contacto con dicha raza, había cosas que me llamaban la atención como su parecido real a un osito de peluche, los colores tan bonitos de las capas marrones, el tamaño medio y su agilidad que eran perfectas para ser el compañero ideal deportivo del ser humano, etc... poco más en ese momento conocía acerca de la raza y mucho menos el gran valor interior y exterior de la misma.

Casi como forzando al destino, llegó a mi un anuncio clasificado de la foto de un cachorro de perro de agua (que podéis ver a la derecha) con tres meses que se vendía por 150€. Y así llego Tato a mi vida, mi primer ejemplar de la raza Perro de Agua Español - Turco Andaluz, que ha marcado un antes y un después , no solo en mi vida, sino en el cuidado del manto y de la piel de la raza y a día de hoy sigue siendo referencia para la raza en cuanto a su estética y el cuidado y mantenimiento de la piel y manto .

Y fue a partir de este momento donde comenzó toda nuestra historia entorno al Perro de Agua Español - Turco Andaluz. 

Córdoba, Spain

©2017 by Corazón RASTAdog Kennel. 

Süsü (60 días)